Grupo de voluntarios que cuidamos la biodiversidad de las balsas de Alcublas

miércoles, 20 de junio de 2018

PESE A LAS MUCHAS LLUVIAS LAS BALSAS DE ALCUBLAS NO SE LLENARON.




Partiendo de la base que los primeros 30 litros de lluvia, los absorbe la tierra, parece que estaba muy sedienta la tierra alcublana, pues en contadas ocasiones aporto lluvia a las Balsas y Navajos.

Llovió bien pero no llego a correr para aportar líquido a las cubetas de las balsas, las lleno pero no con demasiada generosidad.

El Navajo de las Cañadillas tenía algo de agua en su cubeta, que aunque es cemento, al carecer de balsa de decantación, se ha regenerado bastante bien.


Esa poca agua ha conseguido engañar a los anfibios, los cuales ingenuamente han depositado sus huevos, creando muchísimos renacuajos. 

Que no damos mucho por su vida, debido que enseguida entramos en el verano.





Al Navajo de la Roza parecía que le hubiesen plantado juncos, estaba totalmente cubierto de ellos.

Aun así también tenía renacuajos, a los que tampoco creemos  tengan un buen fin.

La desaparición del ganado hace que los juncos proliferen, así como las eneas. Consumiendo mucha agua para su crecimiento.


La Gipe del Codadillo tuvo más suerte, llena hasta el tope y con las puestas de siempre en su balsa de decantación, efecto trampa para los renacuajos.

Sus arbellones de entrada  están bastante limpios, lo que seguramente ha facilitado su llenado.


El Navajo del Poderoso, padeció mucho cuan extrajeron la madera del incendio forestal, pues en su cercanía se creó una zona de gestión de la madera quemada, lo que obturo mucho sus arbellones, impidiendo que la lluvia le entrara.


Estaba con algo de agua y muchos renacuajos, lo que más alegría me produjo fue el contemplar el paisaje y ver cómo se va recuperando del voraz incendio nuestro entorno, mas verde y hermoso que nos alegra bastante.


Rafa Casaña. 

lunes, 28 de mayo de 2018

DA MUCHA PENA VER LAS BALSAS DE ALCUBLAS




Notareis que últimamente, no escribo muchos artículos sobre Alcublas y sus balsas. Realmente me da mucha pena el visitarlas y el verlas vacías hace que entristezca.

No obstante este fin me di un paseo por ellas y seguían como siempre. La sequía es muy grande y no se ven trazas deque vaya a cambiar.

Empecé por la Balsa Calzón, a la entrada del pueblo. Algunas libélulas revoloteaban por sus aguas, pocas.




El agua estaba verde muy verde y no había atisbo de vida en ella.

Sucia, con cantidad de plásticos, daba un aspecto de desidia total.

El vuelo de las golondrinas era la única nota alegre.


Fui a la Balsa de la Mina, sabiendo positivamente que estaría seca, lo que así descubrí, al llegar a ella.

Ni rastro de humedad en su cubeta, donde estarán escondidos los gallipatos.

Esperemos que la lluvia haga su acto de presencia y llene su cubeta, para que la vida acuática siga su ritmo.

Descorazonado partí hacia la reserva natural de la Balsa de la Pedrosa. 



El espectáculo no era mejor la poca agua que le quedaba, no presentaba ningún signo de vida ni las libélulas se veían sobrevolar su agua.

Desgraciadamente ha vuelto la enea que tanto nos costó erradicar.


Al perro flaco todo son pugas, como dice el dicho, no hay bastante con la poca agua que contiene su cubeta, que vuelve a aparecer la dichosa enea, tan perjudicial para la vida animal dentro de ella.


Entenderéis después de ver las imágenes, porque no tengo ánimos para hablar de las balsas de Alcublas. Maldita sequía.


Rafa Casaña.

sábado, 28 de abril de 2018

Miraguano (Araujia sericifera) Especies Invasoras XXXVIII



Paseando por la Huerta de Valencia, llevo observando desde hace unos años la presencia de una planta que antes no veía. La he observado en las vallas divisoras de las carreteras, así como en las vallas de algún campo. Me llamaron la atención.

Mi espíritu curioso me hizo el desear “bautizarla” lógicamente recurrí a lo que siempre me ha dado buen resultado, los grupos de Facebook de flora. El resultado fue rapidísimo Vicente Sancho me dijo: Miraguano falso (Araujia sericifera). Es una especie invasora; también Rafa Obregon dijo: Parece miraguano; Luis Carlón comento el nombre científico Araujia sericifera. Muchas gracias a todos.

 Bien ya sabemos sus nombres y apellidos.

No obstante todos me han indicado que es una especie invasora.
El miraguano falso es una planta originaria de América del Sur que crece en el noreste de Argentina, Uruguay, Paraguay y sureste de Brasil. Los botánicos no saben exactamente cuando llegó a la Comunidad Valenciana. "No tenemos seguridad si a lo largo del siglo XX se cultivó aquí. Lo que sí sabemos es que desde mediados del siglo XX es una planta que actúa como invasora y que tiene preferencia por los naranjales abandonados y también se adhiere sobre vallas o cualquier estructura donde pueda enredarse y seguir creciendo".


Comúnmente se le llama Planta cruel, miraguano, falso miraguano.

El nombre genérico deriva del botánico portugués Antonio Araújo de Azevedo. Sericifera quiere decir “que lleva seda”, en referencia a los pelos sedosos que rodean las semillas.

Aunque en Europa se introdujo en el s. XIX como planta ornamental, también se utilizó en la industria textil por las fibras de sus frutos. En la actualidad se considera una hierba invasora.
Sus hojas son una importante fuente de alimento para las larvas de la mariposa monarca.

La Guardería del Consorcio río Mijares en una de las rondas rutinarias de vigilancia ha encontrado la planta invasora, miraguano falso (Araujia sericifera), alrededor de las lagunas artificiales de Almassora (Castellón). De momento se han localizado dos ejemplares creciendo por encima de la vegetación autóctona. "Desde que se inició el servicio de vigilancia del Consorcio en 2009 es la primera vez que la vemos. Ha aparecido en una de las lagunas de Almassora. Mirando la vegetación nos dimos cuenta en el acto que se trataba de una planta que no debía estar ahí", afirma David López Serna, guarda del Consorcio río Mijares.


El miraguano falso crece por buena parte de las comarcas valencianas litorales. Es una planta con una capacidad invasiva muy fuerte. Arraiga desde el nivel del mar hasta una altitud media siempre y cuando encuentre mucha humedad. En la Comunidad Valenciana se encuentra asilvestrada desde la comarca alicantina de la Marina Baja hasta el Baix Maestrat castellonense. También crece en zonas de regadío de la comarca alicantina de la Vega Baja.

Los estudiosos de las plantas apuntan a que es muy probable que el miraguano falso llegara a la Comunidad Valenciana para intentar ser cultivada y aprovechar la fibra que contiene su fruto conocida como seda vegetal o miraguano, usado para rellenar almohadas, colchones, etc.

El miraguano falso (Araujo sericefera) debido a su extraordinario potencial colonizador y grave amenaza para las plantas nativas ha sido incluido en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras. En España está prohibida su introducción en el medio natural, posesión, transporte, tráfico y comercio.

Otra planta invasora que desembarca en nuestra tierra y van ……..



Rafa Casaña
Fuentes:
Vicente Sancho

sábado, 27 de enero de 2018

LARVA DE STRATIOMYDAE "MOSCA SOLDADO"

Un error me hizo clasificar como Larva de tábano lo que en realidad es una Larva de Mosca soldado. Por lo que ruego me disculpéis. El 24 de Noviembre del pasado año publique dicho articulo, y con este intentaré enmendar el error. Gracias.

 
Uno de los primeros encuentros que tuve con la fase larvaria de insectos, fue la que creímos era una larva de los tábanos. Pero se trataba de una larva de Mosca Soldado.

La encontré en una balsa efecto trampa de la que hemos rescatado muchos gallipatos, entre el salabre  y los gallipatos, apareció una de ellas.

Eran los principios del Gallipato Alcublano, estaba acompañado por miembros de la asociación naturista “RONCADELL”.



Ellos me facilitaron su identificación, que ahora gracias a Juan Rueda Sevilla, paso a corregir, así como un seguidor del blog, me hicieron ver mi error.
Es una larva acuática
La larva es del tipo ápodo de forma cilíndrica fusiforme, deprimida dorso ventralmente y con segmentación visible
La hembra de la mosca soldado pone sus huevos sobre el agua.
Las larvas son acuáticas, viven cerca de los estanques en el fango y pueden alimentarse de desechos, hongos o ser depredadoras.


Son libadoras, por lo cual no pican y su función es polinizadora.
Llega a medir 7 cm. tiene un aparato filtrante por el cual se alimenta.
Respira por un tubo respiratorio por el que extrae el aire cuando es sumergida.
Pedir disculpas por la clasificación errónea.

Rafa Casaña

Sociedad Naturista "Roncadell”




viernes, 22 de diciembre de 2017

ES BUENO QUE SE SEQUEN, PERO DA PENA



Mis amigos biólogos siempre me dicen que es bueno que las balsas y navajos temporales, es bueno que se sequen, pero a mí me da mucha pena.
La sequía es grande y quien no quiera verla es que está muy ciego, lo único que ha salvado algo han sido las nevadas abundantes que cayeron el 2 de marzo de 2013 y 24 de Enero de este año.

Hacía tiempo que no iba a visitar el Navajo de la Cova Negra, está bastante apartado de las rutas habituales y no es fácil su acceso.
Como me temía estaba totalmente seco, cuarteado y sin una pizca de húmeda, lógicamente no tenía ningún habitante acuático.
En frente a él se veía la carretera de acceso a Alcublas, que bien se está rodeado de naturaleza, lejos del mundanal ruido.
La visita duró poco, no había ninguna actividad que hacer.

Animado por reencontrarme con este navajo, decidí ir a otro que hacia también mucho tiempo que no visitaba. El navajo de la Fuente del Puerco.
Mi amigo Ángel Gálvez le llama de otra manera, pero a mí me gusta ese nombre.
La dificultad de acceso era motivada por la caída reiterada de árboles quemados del incendio.
Pero ahora su acceso es practicable, entré por los Corrales de Lázaro y el monte es toda una alfombra de pimpollos.
Sabía perfectamente que no tendría ni gota de agua, pero siempre queda la esperanza.
No obstante el contemplar cómo andan de bien los pimpollos te anima mucho.

Desde él se contempla perfectamente la Masía de Cucalón en término de Altura.
Era día de recuperar visitas no habituales y decidí ir a visitar la Clotxa del Tío Vicente el Temprano.

No la encontraba las aligas se habían enseñoreado de su entorno, al final mi acompañante Alba Canet, dio con ella.
Como era previsible también estaba seca. El día maravilloso con buena compañía disfrutando de la naturaleza.
Pero las aligas pican mucho.
Rafa Casaña


viernes, 24 de noviembre de 2017

LARVA DE TABANO



Uno de los primeros encuentros que tuve con la fase larvaria de insectos, fue el de larva de los tábanos.

La encontré en una balsa efecto trampa de la que hemos rescatado muchos gallipatos, entre el salabre  y los gallipatos, apareció una de ellas.

Eran los principios del Gallipato Alcublano, esta acompañado por miembros de la asociación naturista “RONCADELL”.



Ellos me facilitaron su identificación.

Insecto díptero, del suborden de los Braquíceros, de dos a tres centímetros de longitud y de color pardo, que molesta con sus picaduras principalmente a las caballerías.

Las larvas tienen una cabeza pequeña y se transforman en pupa, después de su periodo acuático.

La hembra del tábano pone sus huevos sobre el agua



Las larvas son sumí acuáticas, viven cerca de los estanques

en el fango y se alimentan de larvas de otros insectos, pequeños crustaceos y gusanos.

Son especialmente conocidos y temidos por sus dolorosas picaduras. Al igual que en el caso de otros dípteros como los mosquitos, es la hembra la que pica. Lo hace porque necesita de la sangre para poder desarrollar los huevos que deposita en charcas y aguas estancadas, de los que nacerán sus crías.

Rafa Casaña
Sociedad Naturista "Roncadell"

lunes, 4 de septiembre de 2017

EN ESTIO LA SEQUIA


No me acostumbro a presenciar el espectáculo de las Balsas y Navajos secos.
Todos los años tengo la esperanza de que las encontraré llenas de vida y con abundante agua, estéril esperanza.

La carencia de lluvia, hace que sus cubetas no reciban el líquido elemento para el que han sido concebidas, acumular agua.

Da igual porque punto cardinal empiece el resultado sigue siendo el mismo.

Empecé por la parte del norte, el camino hacia el Navajo de la Casica Vieja, daba alguna esperanza, pues quedaban claveles silvestres, pero al llegar allí, toda esperanza desapareció, había agua, pero ningún signo de vida.


Regrese hacia el Navajo de la Chupidilla, que tenía algo de agua, quizás puesta por la Sociedad de Cazadores, de vida, ausencia total.


Me acerque hacía en Navajo de Puerta, en el que los juncos se habían enseñoreado de su cubeta, estando totalmente seca.

La recuperación del monte después de cinco años del incendio forestal era lo único que mitigaba la sequedad de las balsas.


La llegada a la Balsilla no mejoró, seguía seca, esperemos que pronto se trabaje en su recuperación.


Dejé atrás el Navajo de El Prao, seco, agrietado y polvoriento, para dirigirme hacia el Navajo de la Caña de los Charcos, con la esperanza de encontrar triops cancriformis.


Tenía agua y también vida, no había triops, pero si un metamórfico de sapo corredor  (Epidalea calamita (Laurenti, 1768)) y algunas efímeras, también las peligrosas ninfas de libélula, aunque si no llueve poca vida les queda.


Este navajo casi siempre nos sorprende, por la capacidad de regeneración que tiene, pese a su cubeta de cemento y haber soportado gran cantidad de ceniza, que se nota en sus bordes.


Partí hacia la partida de Junco, para ver cómo estaban sus navajos.


El Navajo de Junco I y aunque el verdeo del monte me alegraba, la ausencia de agua en su cubeta, me dejo triste.


La posibilidad de que Junco II estuviera mejor eran remotas, lo que me confirmó al llegar a él, el observar hasta la goma que protegía su cubeta, nada de nada.



Pase al Navajo del Collao Gabarda, aunque sus vistas siempre alegran, el que en su cubeta con poco agua, hubiesen renacuajos de sapo común, nos enseña como la naturaleza administra su tiempo, si no llueve, morirán.


No estaba mejor el Navajo Royo, pues estaba totalmente seco y cuarteado.


Hacía tiempo que no visitaba la Jipe de la Dotora, algo de agua tenia, pero la ceniza después de cinco años sigue están presente.


El suponer que la Balsa de la Mina tuviese agua era una quimera, que me confirmo al llegar a ella.


El Navajo de las Cañadillas tenía algo de agua, pero no signos de vida.


Tocaba acabar la visita pasando por la Balsa Calzón, la cual esta totalmente cubierta de pan de rana y poco agua.

Todos los veranos nos deja esta sensación, pero la naturaleza como ave Fénix revive de sus cenizas.

Esperemos que pronto llueva.

Rafa Casaña