Grupo de voluntarios que cuidamos la biodiversidad de las balsas de Alcublas

jueves, 28 de agosto de 2014

Rescatamos renacuajos y ninfas de libélula del Navajo de Yuste.


Esta mañana abrí el correo y nuestro buen amigo Luis Miguel Ortolá, nos informaba que en el Navajo de Yuste, había visto que estaba secándose a marchas forzadas y que en su escasa agua había muchos renacuajos y ninfas de Libélula.


No teniendo en ese momento los útiles necesarios, me lo hacía saber por si podíamos sacarlos de su encierro, lo cual hice con toda la celeridad que pude.


No conocía su existencia, pues no se encuentra dentro de nuestro término, se lo indico a nuestro amigo e inmediatamente me envía un correo con un enlace de la situación del mismo.

Parto hacia el trabajo de sacar a los anfibios y libélulas de una muerte segura, pues al llegar observo que prácticamente no había agua en su interior.


Observe como algunas ninfas de libélulas huían pues ya no podían permanecer en su interior.

Era desolador ver como parecía que hervían sus aguas debido al movimiento desesperado de sus habitantes.


Recupere todos los que pude y los deposite en contenedores seguros para su transporte a otras ubicaciones, en las que podían prolongar su existencia.

La sequía los había abocado a una muerte segura.


Debido a que en nuestras balsas no queda ni gota de agua, el emplazamiento que mejor pude encontrar son los abrevaderos para el ganado que si la poseen.

Dado el carácter depredador de las ninfas de libélula, procedí a depositar en un lugar diferente a los  renacuajos.


Creo que conté unas 40 ninfas y unos 35 renacuajos, debido a la premura no los clasifique, tarea que pospongo para más tarde.

No soy muy partidario de estas acciones, pero las circunstancias extraordinarias de este año, me hacen adoptar estas medidas.

Agradecer a Luis Miguel Ortolá la información facilitada, que me ha permitido recuperar a estos habitantes.


J. R. Casaña

6 comentarios:

  1. Gracias Rafa por la rapidez de tu actuación. Un dia más y seguramente se hubiera secado por completo.
    Es verdad que surgen dudas sobre dejar a la naturaleza que siga su curso (muerte segura) pero también es verdad que vivimos una situación extraordinaria. A lo efectos del incendio (muerte directa, pérdida del hábitat falta de presas ) se une la sequía de los últimos años que no deja salir adelante las pocas puestas realizadas en los escasos puntos de agua.
    A esperar tiempos mejores...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti por informar, para así poder actuar, necesitamos muchas personas como tu. Luismi.

      Eliminar
  2. Hola. Soy David. Muy bueno el blog!.
    Con la regresión que están sufriendo los anfibios en estos últimos años da por seguro que has obrado bien.
    Tengo un blog de anfibios y reptiles , por si quieres echarle un vistazo. Se llama BICHOSARAGON
    Mi hermano y yo cuando podemos hacemos algún rescate de fauna en balsas artificiales cuando los animales no tienen escapatoria
    Un saludo!!!!! Cuando pueda me hago seguidor del blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias David por la labor que hacéis y por tu comentario.

      Eliminar