Grupo de voluntarios que cuidamos la biodiversidad de las balsas de Alcublas

martes, 13 de diciembre de 2016

LLOVIÓ BIEN, PERO NO LLENÓ LAS BALSAS


Las lluvias pasadas en Valencia han sido benefactoras en general, han limpiado los cielos, han dejado mucha sazón en los campos, pero curiosamente, debido a la gran sequia, el agua se ha quedado en los campos y no ha corrido por las laderas hacia las balsas.


Connecta Natura, como otras veces nos ayudo, en la mejora de los aportes a la Balsa de la Pedrosa y deseamos agradecerle su inestimable ayuda.



La Balsa de la Pedrosa presentaba un buen aspecto, sus aguas siguen conteniendo abundante vida, lo que nos lleno de satisfacción.


Nos dirigimos hacia el Navajo Royo, antes paramos en el Navajo de la Cañá Ladrero, que nos confirmo que los aportes que le llegan están cegados, así como que la lluvia se quedo en la tierra y no corrió, no nos sorprendió en exceso la ausencia de vida.


 El Navajo Royo presentaba muy buen aspecto, con sus aguas, como su nombre indica, rojas, abundaban los Branchipus schaefferi, tanto Hembras, con su colorido almacén de huevos, como Machos.

Divisando los montes de su entorno constamos la buena regeneración de ellos después del incendio forestal del 2012. 



La balsa Calzón, pese a estar cementada, ha tenido una buena progresión recogiendo bien el agua de lluvia, aunque su proximidad
a la carretera hace que su limpieza no sea la idónea, aunque la vista desde ella es muy interesante.


Cruzando el pueblo de Alcublas, llegamos a la balsa más carismática, de todo el termino, aunque al estar desfondada, no retiene el agua como debería, estamos a la espera de que la Conselleria de MediAmbient, nos reciba, para presentarle un proyecto de mejora. Esperemos sea pronto.


Continuamos hacia el Prao, Reserva de Fauna, aunque nos hubiese gustado más la declaración de Humedal de Interior, no tenia excesiva agua retenida en su cuenca, aunque nuestro amigo Luis Miguel nos confirma que las lluvias han sido de 180 l/m2. Pero seguro que volveremos a contemplar a sus habitantes



Seguimos hacia el Navajo de la Cañá de los Charcos, donde nos esperaba uno de los personajes más antiguo que viven entre nosotros desde el Jurasico, el Triops cancriformis, no falló a la cita, allí estaba. 


Aunque también esta cementada, su regeneración ha sido muy buena.

Nos fuimos hacia el Navajo de Puerta que también tenía un buen aspecto, habiendo funcionado bien los arbellones que le aportan el agua.

Dejamos para otro día seguir visitando y constatando el estado de nuestra Balsas y Navajos 


Como esperábamos las crías de Gallipato estaban presentes en sus hábitats de siempre.

Agradecemos la colaboración de David Candel, Miguel Cervera y Connecta Natura.


Rafa Casaña

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada