Grupo de voluntarios que cuidamos la biodiversidad de las balsas de Alcublas

lunes, 24 de octubre de 2016

LAS SALAMANQUESAS (Tarentola mauritanica) VIVEN Y MUEREN ENTRE NOSOTROS

Puede extrañarnos que estos pequeños reptiles soporten tan estoicamente la presencia del ser humano.

Dos fotos marcan un poco el motivo de este artículo.

Una agradable como fue el descubrir en las columnas de acceso  Mercado Central de Valencia la existencia de una de ella, tan ricamente, pese al ajetreo que tiene este espacio. 


Otra menos agradable el observar en un charco una muerta, sin cola, boca arriba y ya un adulto, probablemente muerta no de una forma accidental.

Es muy raro el observarlas a plena luz del día, sus hábitos son nocturnos, debido a que son de sangre fría suelen salir a solearse, volviendo a la sombra para así conseguir regular su temperatura personal.


Su alimentación se basa en insectos, como las polillas, grillos, mosquitos y otros. Por la noche suelen aproximarse a puntos de luz para así conseguir su dieta alimenticia.

Su gran boca les facilita la ingesta de presas grandes.

En época de penuria alimentaria, pueden llegar a comerse a las más pequeñas.
Recuerdo con nostalgia la cantidad que poblaban los pueblos y ciudades, cosa que hoy no sucede. Los cambios de usos y costumbres, como el abandono de encalar las casas, han propiciado su decrecimiento.

Tiene un montón de historias que la desacreditan, como el que se come la ropa de los cajones, aunque lo que más las perjudican históricamente son las creencias religiosas que las demonizan.


Son muy beneficiosas por la gran cantidad de insectos que consumen en su alimentación. Solo por eso deberíamos de considerarlas como beneficiosas.

En el hemisferio norte, entre abril y junio, incuban dos huevos esféricos, que a los cuatro meses salen nuevas pequeñas salamanquesas.

No estoy de acuerdo en su cría en cautividad, se ha costado que viven alrededor de ocho años.


No sé si son hermosas o feas, pero si se que son muy beneficiosas para el hombre, por lo que deberíamos de variar la forma en que las miramos.

Agradecer a mis amigos Antonio Felix Hernandez y Joaquín Povo su gentileza por cederme su magnificas fotos.

Rafa Casaña

Imagenes:
Antonio Felix Hernandez
Joaquín Povo
Rafa Casaña

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada